I Parte: proceso evolutivo de espiritualización de la cultura en Chile

Dr. Milton Flores -psiquiatra- y Paulina González -psicóloga-
fundadores de Triagrama Instituto
invitados por el Dr. Luis Weinstein -psiquiatra-,
a su espacio de encuentro en Isla Negra, comparten una síntesis del proceso evolutivo
de espiritualización de la cultura en Chile.Isla Negra, 2 de julio 2016




I PARTE:


El Dr. Flores inicia la conversación compartiendo antecedentes de su biografía que a la luz del presente cobran sentido como inicios del proceso que actualmente le toca conducir como profesional, desde su adolescencia en el encuentro con un sacerdote jesuita quien le conduce en un rito de iniciación cristiana, y las primeras señales de cuestionamiento al modelo de aproximación del médico hacia el Ser Humano instalado en la cultura durante su formación en medicina y psiquiatría.

Ya siendo psiquiatra a fines de los años ochenta, asume la responsabilidad de conducir un proceso de prevención de adicciones en jóvenes a nivel comunal, desde allí se organiza el primer congreso de drogas y comunidad de Chile, que integró a diversos actores de servicio público, en salud, educación y seguridad pública, académicos y universidades, representantes de organizaciones religiosas y civiles, entre otros, estableciéndose como conclusión esencial principal que la cultura no tiene la capacidad para incluir la espiritualidad en la vida cotidiana, obligando a los profesionales a buscar respuestas en esa altura.

Haciéndose cargo de esa exigencia, se profundiza el estudio y se accede a conocer otra naturaleza de experiencias de tratamiento de adiciones y movimientos planetarios que emplean plantas enteógenas como herramientas para el trabajo y desarrollo espiritual.

Integrando ese aprendizaje, a través de otras técnicas, también orientadas a la expansión de la percepción, se condujo durante un período (1998 – 2010) experiencias de capacitación y formación en diferentes servicios públicos a cargo de la salud mental, educación, y reparación y rehabilitación de niños, niñas y adolescentes, conducidas desde esta noción de ser humano esencial, que pese a sus alentadores resultados eran luego aplastados por la inercia del sistema, la “matrix”.


Surgió pues la oportunidad cuando se recibó la imputación en contra del equipo, por tener plantas de cannabis usadas para el trabajo espiritual en este contexto de investigación acción, para reivindicar la presencia de la soberanía esencial, propia de la naturaleza espiritual humana, denunciar su vulneración y exigir su respeto, instalar esta perspectiva en el centro de la Matrix, e irradiar a la cultura.

Relatar la experiencia en Tribunales y de cómo siempre la manera de enfrentarlo estuvo al servicio de este anhelo superior que, en su transcurso facilitó encontrarse con los argumentos científicos y jurídicos que dieron contundencia irrefutable a la intención.

Fue posible compartir también una mirada comprensiva, desprendida desde otra categoría de integración, de fenómenos como la ezquizofrenia, las adicciones, las actuales estrategias de tratamiento, educación, integración escolar, y entregar elementos desde la física moderna y el derecho fundamental que levantan el estatus jurídico y científico del Ser Humano, con espiritualidad consagrada.

Se entregó información, en el marco de este proceso en desarrollo, de aquellas instituciones y organizaciones – Corte Suprema, Defensoría Penal Pública, Asociación de Magistrados de Chile, Ministerio Público, entre otros- cuyos representantes están sintónicos con esta altura del Status jurídico del Ser Humano y que se encuentran integradas ya en una red que sigue trabajando por realizar los ajustes necesarios, paulatinamente, en sus espacios de responsabilidad y servicio.

Finalmente se destaca el contexto evolutivo planetario y transformación de la civilización, tal como lo sostiene la primera autoridad del poder judicial de Chile, el Ministro Hugo Dolmestch, presidente de la Corte Suprema.


Ps. Paulina Gonzales, cierra la intervención destacando la altura trascendente y coherente desde la cual se han establecidos los contactos con cada una de las persona con quienes ha tocado vincularse y trabajar, desde su propia condición esencial que nos une antes de la separación propia de las específicidades profesionales o de responsabilidad de cada cual.



No hay comentarios:

Publicar un comentario