Acta reunión Presidente de la Corte Suprema y Profesionales del Equipo Triagrama

Reunión Presidente de la Corte Suprema y Profesionales del Equipo Triagrama
Presidencia Corte Suprema, Santiago de Chile, 19 de Abril de 2016.
La reunión entre el Presidente de la Corte Suprema, Ministro Hugo Dolmestch, y los Profesionales del Equipo Triagrama, Dr. Milton Flores, su Director, y las Psicólogas Paulina González y Gabriela Torres, fue solicitada con el propósito de compartir con él, el valor e impacto de la exigencia ética que ha realizado al Estado y sus Instituciones al promover su alineamiento con el respeto efectivo por los Derechos Esenciales y la aplicación del Control de Convencionalidad como estrategia, y ofrecerle, en la instancia, información relevante del proceso de evolución paradigmática en desarrollo, de lo cuál son manifestación las recientes sentencias absolutorias que han emanado de la Segunda Sala Penal para declarar inocentes a 3 cultivadores personales de cannabis que habían sido injustamente condenados por una errónea aplicación del Derecho. (i)
Durante la reunión se hizo entrega al Sr. Presidente, de una carta de reconocimiento, suscrita por más de 200 personas, entre ellas 17 congresistas de diferentes bancadas.



Desarrollo de la Reunión

Fuimos recibidos con tiempo y abierta disposición a compartir sus impresiones y recibir también las nuestras. El encuentro duró poco más de 1 hora. En la antesala se supo del fallecimiento del Ex-Presidente Aylwin.

Brevemente expusimos los antecedentes y el motivo del encuentro, relevando y develando como contexto, un trabajo profesional que comenzó hace prácticamente 3 décadas a propósito de Drogas, Salud y Servicio Público (ii), que alcanza hoy una resultado práctico, objetivo, una cristalización de orden estructural, al haber conquistado el interés y la respuesta de un Poder del Estado, El Judicial, a través del Presidente de la Corte Suprema, para reconocer y respetar al Ser Humano Esencial, a propósito del cultivo de cannabis, que implica modificar de modo trascendente el Escenario Cultural donde hoy brotan las Adicciónes -no solo a drogas- para que en presencia ahora del enriquecimiento fruto de la inclusión de la Esencia, puedan emerger, en el mismo proceso, oportunidades de habilitación para que las personas puedan contar con herramientas para vivir con Dignidad en Libertad y Consciencia de sí , de modo que celebramos estar dando la vuelta completa y superando el diagnóstico y la propuesta, haber co-laborado en la realización de una respuesta que implica un salto Paradigmático en la Cultura, que la Corte Suprema y con ella -por su influencia- el Poder Judicial respalda y refrenda.

Recorrimos con el Ministro Dolmestch diversas aristas de la convivencia nacional, al tenor del fallecimiento del ex-Presidente Patricio Aylwyn y otras situaciones contingentes, que nos devuelven una y otra vez al surgimiento de una nueva Civilización, que surge sobreponiéndose al desgaste de la que hoy conocemos.

Pudimos hacerle saber que su llamado a las Instituciones para poner atención en el cumplimiento de un estándar más elevado de respeto por los Derechos Humanos, sintónico con las exigencias internacionales está siendo un impacto en Autoridades responsables, sino también esta ejerciendo una influencia en los ciudadanos, y al respecto se le hizo entrega de una carta firmada por más de 200 personas, entre ellos 17 Congresistas, Senadores y Diputados de diferentes bancadas, que reconocen la oportunidad que implica dotar a las Políticas Públicas y a la convivencia social en general, de una atención superior al Ser Humano, concebido como un Ser Espiritual, trascendente, con Soberanía Personal y Derechos Fundamentales. (iii)
Compartimos también los antecedentes que tenemos acerca del impacto que la postura evolutiva de la Justicia Chilena se encuentra teniendo internacionalmente sobre otras Cortes de Justicia de América. 

En este sentido el Ministro Dolmestch manifestó su convicción respecto a la facultad y responsabilidad ética de la judicatura para levantarse por sobre las limitaciones de una legislación vigente que en muchos ámbitos no alcanza a dar cuenta de la realidad, e impartir Justicia recurriendo a los principios fundamentales del Derecho, que subyacen a la normativa legal vigente, disponible, dotándola de sentido, armonía y coherencia. Y al respecto anticipó su voluntad de hacer prevalecer esta mirada como sello de su gestión, abordando todas aquellas situaciones donde esté a su alcance restituir el debido respeto para lo Humano Esencial garantizando el goce de sus Derechos y Garantías, en el grado que esto pueda llegar a ser realizado, y consciente, no obstante, de lo impopular que esto podría llegar a ser en en algunos casos.

Brindamos respaldo a su intención, comprendiéndola como expresión de un ajuste esencial, común, del cuál se desprenden muchos otros ajustes específicos. Un ajuste que ya está contemplado en el Derecho, de modo que se trata en último término de cumplir con la Ley, con el orden de convivencia que nos hemos dado, que ya incluye un explícito reconocimiento de la naturaleza humana, sus facultades y necesidades esenciales, así como de las obligaciones del Estado al respecto. Un ajuste que hemos promovido a propósito de la Defensa Penal que hemos debido desplegar al ser acusados del delito de cultivo ilegal, -como es sabido por el Ministro- circunstancia que se constituyó en estrategia para incidir en el sistema, en la Cultura, en la Ciudadanía y en las Autoridades, con el fin de mostrar ese ajuste esencial en operación.

Las sentencias absolutorias han sido manifestación de esta incidencia por parte de la ciudadanía a través nuestro como equipo profesional, en ellas los Magistrados de la Segunda Sala Penal han expuesto y fundamentado la correcta aplicación del Derecho y de la Ley 20.000 en el contexto de todo el Ordenamiento Jurídico, de forma armónica y con pleno respeto por los Derechos Humanos Esenciales. Es decir que con la misma ley se alcanzó un resultado que antes parecía imposible. Se trata para nosotros como profesionales, como ciudadanos, imputados, condenados y finalmente absueltos, de una expresión oficial, institucional, de respeto por la dimensión espiritual de la existencia, una manifestación concreta de un otro paradigma en funcionamiento, una mirada más inclusiva de la realidad, que respeta al Ser Humano en su esencia espiritual y se hace cargo de la obligación que el Estado tiene de respetar, promover y proteger sus Derechos Fundamentales.

Ha quedado en evidencia la naturaleza de la vulneración que se comete al ignorar esta dimensión de la Vida en los más diversos ámbitos de la convivencia social que están bajo su responsabilidad.

Coincidimos con el Ministro Dolmestch en ver que el tema de fondo, el Ser Humano y sus facultades esenciales, no es fácil de asimilar, se requiere Evolución, habilitación, capacitación, oportunidades de aprender y de comprender, para aplicar las nociones que el Derecho ya ha consagrado, adentrándose en lecturas inclusivas y lenguajes más integrados, lo que para muchos resulta ininteligible al comienzo, incómodo, irritante incluso, impertinente y hasta pretencioso. Muy por el contrario a estas reacciones, el Ministro Dolmestch se ha visto reconocido en la carta que le hemos entregado en este encuentro, cuyo contenido y tenor pudo revisar con anticipación. 
En este sentido valoró la realización de las dos Jornadas de Integración Ciudadanía - Poder Judicial (iv), realizadas con la participación del Ministro Lamberto Cisternas, redactor del primer fallo absolutorio, en la Sede del Senado en Santiago y en la Corte de Apelaciones de Concepción, en Octubre de 2015 y Enero de 2016 respectivamente, y se mostró disponible para respaldar nuevas acciones en este sentido, y al respecto se esbozaron algunas oportunidades.

Finalmente nos reconocemos reunidos en la categoría de quienes se encuentran implementando respuestas colectivas para afinar la convivencia a las exigencias de esta nueva civilización, que implica un ajuste en un plano esencial con consecuencias en las más diversas materias, que emerge generando conflictos y crisis producto de la fricción entre un paradigma nuevo y otro que va en retirada. Una evolución social que se levanta desde el reconocimiento cada vez más evidente de un Ser Humano trascendente, "Espíritu encarnado", un Ciudadano con Soberanía, Derechos y Obligaciones Fundamentales para consigo mismo y la Humanidad.


Equipo Triagrama
Águila Sur, Paine, 19 de Mayo, 2016.



________________________________________________________

Antecedentes

(i) Ver Sentencias absolutorias

(ii) Ver Trayectoria Profesional Dr. Milton Flores: https://drive.google.com/open?id=0BweId7nyNPvhMnJfcDBoR01leTg

(iii) Ver invitación a suscribir Carta al Ministro Hugo Dolmestch, Presidente de la Corte Suprema http://www.triagrama.cl/2016/04/invitacion-suscribir-carta-presidente.html


(iv) Ver Programas Jornadas de Integración Ciudadanía - Poder Judicial


No hay comentarios:

Publicar un comentario