La fuerza que imprime el fallo de la Corte Suprema al trabajo legislativo para modificar la Ley 20.000



Exposición:
"La fuerza que imprime el fallo de la Corte Suprema al trabajo legislativo para modificar la Ley 20.000”

Dra. Karla Rubilar. Diputada de la República de Chile,  autora de proyecto que modifica la ley 20.000, para corregir la vulneración de derechos cometida en contra de cultivadores de cannabis para uso personal.
Jornada 
“Soberanía Esencial del Ser Humano y Límites del Estado: Trascendencia Paradigmática del Fallo Absolutorio por Cultivo de Cannabis para fines personales”
Sala de Sesiones Senado
Ex Congreso Nacional
Santiago de Chile
28 Octubre 2015

Primero contarles que nosotros presentamos un proyecto de ley, un proyecto de ley bastante ciudadano, yo creo que los actores principales de tener este proyecto de ley discutiéndose por lo menos en el caso que me consta que lo presenté yo, (entiendo que es la misma situación por el presentado por el Diputado Robles y el Diputado Mirosevic) influyó mucho… mucho la sociedad civil. Si uno pudiera, probablemente, que existiera iniciativa popular de ley, esto podría ser catalogado casi uno de los primeros, si existiera, de tan relevante que fue la sociedad civil en su presentación en su defensa y en la discusión que estamos dando hasta el día de hoy. Eso es lo primero que quisiera destacar, lo segundo que quisiera destacar es que el proyecto ingresó con un espíritu bastante en el tenor de lo que el Ministro ha expresado, ciertas características que él define como: en este caso se dieran ciertas circunstancias que efectivamente hay un fallo absolutorio, lo detallo recientemente.
El espíritu de nuestros proyectos tenía que ver con esa interpretación a la ley veinte mil que a nuestro juicio estaba bastante mal interpretada o definitivamente mal hecha, y en ese sentido creíamos que había que hacer las modificaciones y habría que hacerlas en ese tenor. El Ministro ocupa ciertas expresiones que yo alguna las anoté, como por ejemplo: “es un tema de siete plantas de ocho plantas de diez plantas”. Bueno, era parte de lo que nosotros queríamos finalmente relevar en la discusión, que no era un tema de siete, ocho, diez si no que era un tema de efectivamente si se estaban ejerciendo derechos esenciales, si no estábamos dañando a otras personas, si teníamos el derecho de incluso tomar decisiones que pudieran generarnos daño, lo dice el fallo de la Corte Suprema. Si efectivamente podrían haber algunas exigencias administrativas que incluso que pasaran a llevar esos derechos fundamentales, porque esta suerte de autorización que uno tenía que pedir a nosotros no nos parecía lógico, nos parecía más lógico tener que informar y lo íbamos a defender en la discusión del proyecto, esa fueron una de las pocas cosas que ganamos dentro de las modificaciones que se fueron dando y todo tenía mucho que ver con este fallo que hasta ese entonces no había salido.
El Ministro dice que se le pregunta si este fallo es: “un antes o un después”, y que él no se atreve a decir que esto es así. Para nosotros al menos los que presentamos el proyecto de ley y la sociedad civil que está detrás del proyecto de ley, si es un antes y un después porque quiero ser clara y categórica porque para nosotros se constituye como un piso mínimo. No nos es posible legislar menos que lo que se ha fallado por la Corte Suprema en estas circunstancias, nadie dice que efectivamente pudieran haber otros casos, lógico,  nosotros los entendemos, pero estas son las circunstancias que nosotros hemos defendido siempre y en estas circunstancias son el piso mínimo.
Y es sumamente preocupante y hay que transparentarlo a la sociedad civil, que el discurso bastante errático, cambiante y caótico que tiene el Congreso en esta materia, porque partimos con un espíritu de la ley que hoy día está bastante destruido, que es lo que está saliendo por parte de la Comisión Salud. Tenemos además que parlamentarios que cambian, no sé si según la luna, pero que un día hablan de una cosa y al otro día hablan de otras completamente opuesta. Entonces yo obviamente he entendido que el juego de la política tiene mucho que ver con poder reelegirse y entiendo de que algunos (tal vez el tema de) algún momento sacaron unas cuentas de alguna forma, de que tal vez no era tan correcto mantener esta postura, que han mantenido en la discusión en la aprobación en general del proyecto. Porque vimos muchos parlamentarios hablando de las libertades, de los derechos, hablando de la esencia del ser humano, y posteriormente a la semana o a los diez días hablando de que esta modificación tenía que ser solamente medicinal, que el tema recreativo si es que podía avanzar solamente podía ser a través del Estado, que no había posibilidades que la ley de despenalización del auto cultivo tuviera auto cultivo, una cosa bastante paradojal.
Y resulta que hoy día nos encontramos en una situación peligrosa, con un ejecutivo que al parecer va a entrar en la discusión (había estado completamente ausente durante mucho tiempo), va a entrar al parecer a la discusión y va a entrar mal, además con un director del SENDA que yo creo que la inmensa mayoría ya lo conoce. Y yo tengo la sensación de que hoy día a través del ejecutivo tenemos dos posibilidades: vamos a pasar de los delincuentes finalmente que eran los consumidores de cannabis hoy día, la criminalización, a los enfermos. O sea, parece que la mirada es si vamos a dejar de lado y vamos a darnos cuenta que hay fallos, ya que ha cambiado un poco la mirada y que no vamos a poder seguir diciendo que son criminales, pero como no vamos a poder seguir diciendo que son criminales, vamos a decir que son enfermos y finalmente todo se basa en la terapia, la rehabilitación, como vamos a aumentar la cobertura lo que a mí personalmente, lo digo muy responsablemente, me genera bastante ruido, porque siento que la única explicación es que pudiera haber un tremendo conflicto de interés de querer convertir a los usuarios de cannabis en enfermos.
 Y estamos en esa paradoja, y estamos en un Ministerio del Interior que tampoco tiene mucha claridad, que está buscando un poco como quedar bien con el dios y con el diablo, en lo coloquial. Intenta decir ya, vamos a permitir el auto cultivo pero lo vamos a permitir con una o dos plantas y en ciertas condiciones. O no, si, nosotros consideramos efectivamente que el uso medicinal es muy relevante, y se ha generado una cosa que me produce mucha tristeza, que es intentar poner en contra la ciudadanía. Aquí estamos los medicinales, aquí están los recreacionales y de otra forma tienen pugna, entonces tu no me dejas avanzar lo que es mi lucha porque tú quieres la tuya, entonces nos ponemos en contra, eso es muy complejo y bastante maligno diría yo. Hago un llamado desde esta testera en este discurso que ojala que lo erradiquemos, es fundamental erradicarlo.
Entonces el tema incluso medicinal, nos encontramos con que la solución es detrás de un mesón, a través de los laboratorios y de las farmacias porque esa es la solución que estamos dando incluso para los usuarios medicinales o  a través de efectivamente estas asociaciones público-privados que se están dando en ciertos cultivos con municipalidades y otras, pero claramente lo que hay detrás y con esto termino, es una falta completa de creer en el ser humano, en la libertad esencial que no es negociable que no es transable y que finalmente creo que no es posible seguir avanzando si es que no tenemos este piso mínimo que ha puesto la Corte Suprema en este fallo, y de ser necesario habrá que rechazar, y de ser necesario habrá que rechazar porque tener una ley que retroceda en vez de avanzar no tiene sentido, prefiero quedarme con que efectivamente el espíritu de una buena interpretación de la ley veinte mil y este trabajo que hacen las diferentes agrupaciones de sensibilizar y explicar finalmente que hay detrás de la ley veinte mil, es más efectivo que cualquier ley que dé pasos hacia atrás así que eso y muchas gracias por la invitación.
(Aplausos)
Pregunta formulada por el Dr. Avelino Jimenez, Médico Psiquiatra: 
"Se ha dicho que estado actual del proceso legislativo en la Cámara de Diputados va por debajo del nivel de desarrollo del movimiento ciudadano que se refleja en este fallo de la Corte Suprema, ¿se considera, por tanto, preferible para los objetivos de este movimiento, que no se apruebe la modificación a la ley 20.000 en trámite en la Comisión de Salud?"
Respuesta Dra. Karla Rubilar:
Lo que pudiera decir es que ¿Al parlamento le corresponde hacer leyes antinaturales?, la respuesta es que no, entonces cuando uno efectivamente termina sacando leyes que es lo que está pasando en la Comisión de Salud, hoy en día por múltiples presiones, por múltiples factores, por el gobierno, por el miedo a efectivamente a que esto sea una minoría, entonces que finalmente se les pase la cuenta en las próximas elecciones del tema, porque ustedes podrán ver que hay un consenso general que es incluso de la UDI de los sectores más conservadores, a todos por el tema medicinal ¿Por qué? Porque las encuestas hablan que el 70% hacia arriba de las personas valoran el uso medicinal.
Entonces se cruzan muchos factores en la situación que se está produciendo en la Comisión de Salud, no obstante el título de este seminario lo dice todo, porque habla de la trascendencia del fallo porque finalmente hay un tema esencial o sea cultivadores han existido siempre y van a seguir existiendo modifíquese o no se modifique la ley, y lo que va seguir existiendo espero yo, es el derecho de los seres humanos a definirse como tales y a defender esa libertad, entonces la pregunta que uno se tiene que hacer es ¿Si uno está dispuesto a transar o a negociar la esencia del ser humano,  o si está dispuesto efectivamente en avanzar en la esencia del ser humano en la medida de lo posible? Cuando yo creo que no es posible, entonces no me voy a conformar con menos de lo que estamos debatiendo aquí y si no conformarse con menos significa dejar la ley veinte mil como está, dejemos la ley veinte mil como está, porque hoy día al menos tenemos un fallo de la Corte Suprema que da alguna luz, porque al menos tenemos comunidades activas como los presentes aquí que van a diferentes lugares, que se juntan con la policía, que se juntan con las diferentes cortes, que van golpeando ciertas puertas para abrir mentes, entonces yo prefiero y confío más en esa acción ciudadana que en una ley que retroceda.
Entonces si bien presenté el proyecto, soy la autora y el parlamento muchas veces se mueve en cuantos proyectos de ley soy capaz de sacar adelante  y convertirlos en ley, yo prefiero que el proyecto que presenté no sea ley como está saliendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario