Tribunales de Justicia ya están fallando con mayor respeto por los cultivadores y usuarios.

Mientras el Gobierno se resiste, se demora, se descuida, el Poder Legislativo avanza, parcialmente pero avanza, el Poder Ciudadano se afianza y fortalece, y el Poder Judicial comienza a responder desde un renovado paradigma ante las vulneraciones que sufren las verdaderas víctimas de la Ley 20.000: los cultivadores y usuarios de Cannabis. 
Sí, porque aún sin cambiar la ley, los Tribunales de Justicia ya están fallando con mayor respeto por los cultivadores y usuarios, que a su vez se han estado plantando con más firmeza, argumentos y convicción, a defender la Soberanía Personal - ese territorio inviolable de autodeterminación que el Estado no puede vulnerar a no ser que dañemos a terceros- y el ejercicio de los Derechos Fundamentales, aquellos que emanan de nuestra naturaleza esencial espiritual y que nos permiten una experiencia plenamente humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario