Las plantas mágicas están siendo perseguidas

En efecto defendemos una planta, de hecho defendemos el Reino Vegetal completo, y los otros Reinos también, y estamos ciertos que la relación del Reino Humano con todos ellos puede ser de Armonía, mucho más allá de lo que creemos posible ahora. En este sentido las plantas con poder psicoactivo, las plantas “mágicas”, las medicinales, como antes nuestras mujeres “brujas”, están siendo absurdamente perseguidas junto a quienes las usan.
Como sociedad nos conmovemos con la enfermedad y el sufrimiento y no hay razón que pueda oponerse a la búsqueda de la Salud, así que el uso medicinal del Cannabis ya está ampliamente difundido y aceptado en el mundo entero, sin embargo esto no representa necesariamente un avance en la relación del Ser Humano con el uso de las plantas psicoactivas o enteógeas. 

Este “uso medicinal” aceptado socialmente se refiere en su concepción más difundida al uso del Cannabis como medicamento asociado al tratamiento y manejo del dolor en ciertas enfermedades, atendida la dimensión material de la cura principalmente, y en esta concepción se lo asocia al médico y a la receta, a la industria farmacéutica, al comercio y la regulación legal. Se desconoce en esta mirada, se soslaya, el hecho que la búsqueda del bienestar, la cura y la evolución, que son Salud, es una experiencia íntima y cotidiana, personal, que se expresa en la convivencia con los Otros, y que no puede ser tergiversad por una una mirada parcial, desintegrada o degradada del Ser Humano, ni reducida a las prestaciones de una institución en lógica del mercado.

En este sentido afirmamos que el uso doméstico del cannabis, al interior de los hogares, como una hierba disponible para atender necesidades propiamente humanas, para lo cuál se le reconoce a la Persona -dotada de Espíritu trascendente- facultad y soberanía sobre si, porque simplemente no podría ser de otro modo. Entonces, quien cultiva en su casa y usa las propiedades medicinales y psicoactivas de la planta de Cannabis en su personal búsqueda de la Salud, está en su más pleno Derecho. Y no estamos dispuestos a participar de un lógica que desconozca este hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario