La responsabilidad de la Corte Suprema

La única salida para la crisis ética que se manifiesta por doquier, se consigue incluyendo efectivamente la dimensión esencial del ciudadano a la comprensión colectiva. 
Sino evolucionamos e iniciamos un reordena-cierto fundamental de la mirada en ejercicio, la descomposición,la degradación, la miseria de los responsables investidos de Poder y el Sufri-cierto de todos se ha de perpetuar.
La Ilustrísima Corte Suprema, como instancia donde un grupo selecto de Seres Humanos, colegiados, por méritos, son los seleccionados para velar por la correcta aplicación de las leyes, y especialmente encargados de atender las vulneraciones esenciales a la libertad ciudadana, tiene la oportunidad de dar una tremenda señal si hace prevalecer las garantías Constitucionales que protegen la libertad esencial de la vida ciudadana, cuando se pronuncie ante el recurso de nulidad presentado por la defensa de Paulina Gonzalez.
La Corte tiene la oportunidad de reconocer la existencia de la vida esencial, la dimensión espiritual de la existencia humana en la matriz jurídica vigente, que obliga a los Ciudadanos y al Estado para responder ante la sociedad desde otra jerarquía, una trascendente, que permita ponderar las conductas humanas en un contexto donde la esencia sea respetada en los hechos, precipitando por está vía la cristalización de un funcionar en otro Paradigma, que en el Poder Judicial ya ha exibido primores y que se habrá de convertir en un momento histórico por lo evolutivo, en la Interpretación y Aplicación del Derecho. 
‪#‎JUICIOPAULINATRIAGRAMA‬ para exigir la correcta aplicación de la Ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario